miércoles, 25 de abril de 2018

CONTRAMUSLOS DE POLLO CON ZAATAR, COUS COUS AL TOMILLO, Y YOGUR CON LIMÓN


Maravilloso y sorprendente el sabor de este plato, con la potencia del pollo especiado, la suavidad de cous cous y el frescor del yogur y el limón. En casa ya lo hemos repetido en tres ocasiones, y siempre es un éxito.

Gracias a Directo al Paladar por esta buenísima receta, que me ha inspirado, y que ha sido un disfrute.

Ingredientes para tres personas: 

- Seis contramuslos de pollo, preferiblemente deshuesados.
- Tres dientes de ajo prensados.
- Dos limones.
- Un yogur griego natural.
- Ajo en polvo al gusto.
- 200 gramos de cous cous.
- Media cucharadita de comino.
- Una cucharada de mantequilla.
- Una cucharadita de tomillo seco.
- Pimienta negra recién molida.
- Sal. 
- Aceite de oliva virgen extra.
- 30 gramos de zaatar, o de la siguiente mezcla casera:
. Una cucharada de semillas de sésamo tostadas.
. Una cucharadita de tomillo seco.
. Una cucharadita de orégano seco.
. Media cucharadita de zumaque o pimentón agridulce.
. Media cucharadita de comino molido.

Preparación:

Limpiar de exceso de grasa los contramuslos, y secarlos con papel de cocina. Colocarlos en una fiambrera, y añadir la ralladura y el zumo de un limón, los tres ajos prensados, 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra, y el zaatar o la mezcla casera. Mezclar todo bien con las manos bien limpias (y lavarlas seguidamente porque el pollo contamina todo lo que toquemos después). Tapar bien, y dejar macerar en el firigorífico al menos una hora.

Mientras tanto, ponemos el cous cous en un recipiente que soporte el calor, y lo mezclamos con media cucharadita de comino molido, una cucharadita de tomillo seco, pimienta negra recién molida y una cucharadita de sal; añadimos una cucharada de mantequilla. LLevamos a ebullición 200 mililitros de agua y la vertemos sobre el cous cous, removemos bien mezclando todos los ingredientes, y dejamos reposar tapado con un paño durante media hora. Transcurrido el tiempo, removemos para que quede suelto, lo probamos y rectificamos si es necesario.

Sacamos el pollo del frigorífico y lo cocinamos en una plancha o sartén, sin escurrir y a fuego medio, hasta que esté bien dorado.

Mezclamos el yogur con una cucharada de aceite de oliva virgen, la ralladura del otro limón (reservamos un poco para decorar), ajo en polvo, sal y pimienta recién molida al gusto. Guardamos en el frigorífico, y lo servimos en un bol con la ralladura de limón reservada.

Y ya tenemos un plato riquísimo, al que tan sólo le falta una ensalada al lado. Yo lo he acompañado con unos tomates cherry cortados en dos mitades, aliñados con aceite de oliva virgen extra y sal. Y lo hemos disfrutado muchísimo. 

Consejos:

- La foto es de la primera vez que cociné este plato, y los muslos no están deshuesados. En las siguientes ocasiones los utilicé deshuesados, y resulta mucho más fácil el cocinado.

- El pollo crudo contiene bacterias que se eliminan al cocinarlo. Por eso, es importantísimo y necesario lavarse bien las manos con jabón inmediatamente después de tocar el pollo crudo, para no contaminar nada.

- Si el cous cous se enfría, podemos calentarlo en el microondas.

- Yo no sé cómo estará este pollo con zaatar por que no lo he encontrado a la venta en Valencia, pero os aseguro que con la mezcla casera está buenísimo. El pimentón agridulce es fácil encontrarlo en los mercados, y el zumaque lo encontré en Fenitzia, un establecimiento del que ya os hablé en la receta de las costillas de cerdo a las cinco especias tunecinas, con tres tiendas en Valencia, en el Mercado Central, Mercado de Ruzafa y en la céntrica Plaza de la Merced nº 4. Además del amplio surtido en hierbas aromáticas, especias y tés, os recomiendo los jabones artesanales, con buena calidad y muy buen precio.